El Sliggerloth es el depredador por excelencia en el Hoyo del Níctalo, una zona pantanosa en el corazón de la selva subterránea de Algram. Este lugar está impregnado de olor a frutos fermentados y podridos, y las criaturas más abundantes que lo habitan son unas grandes aves lanudas de grandes ojos negros: Los níctalos, que observan desde las marchitas alturas de los inmensos arbustos y engullen frutas podridas hasta la embriaguez etílica.

El Sliggerloth es quien mantiene a raya a estos habitantes. Es un ser alargado, mugriento y escurridizo. A pesar de su tamaño, puede deslizarse entre las raíces y los troncos con una velocidad mortal. Su hedor a plátano maduro, a carroña y a uvas podridas lo caracteriza y advierte a los imprudentes viajeros de la amenaza. Su cabeza, plana y triangular, le permite nadar por los lodos putrefactos del Hoyo.

"Es repugnante. Su mirada de ámbar es sobrecogedora. Sus ojos brillan como los rayos del alba. Será él quien nos lleve a todos a la tumba como sigamos en este cráter de podredumbre y corrupción apenas medio ciclo más." -Hilador errante, a su manada.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.